My Blog List

Saturday, 24 June 2017

7 DATOS ALEATORIOS SOBRE MI PERSONA

 Que probablemente no conozcas ni te interesen, pero que voy a compartir de todas formas

1. Cuatro años viviendo en Escocia y 6 meses en Glasgow, y aún asiento y sonrio
La primera vez que visite Escocia recuerdo que no tenía muy claro si los señores hablando delante mia eran Escoceses o Alemanes, por que no era normal que no reconociese ni una palabra. Después de más de dos años trabajando de cara al público se que muchos piensan que domino perfectamente el Inglés, pero la verdad es que hay muchas veces, normalmente después de un par de "what?", en la que termino sonriendo y asintiendo, o murmurando algo ambiguo como "right, yeah..." A saber a cuantas cosas habré accedido. 


2.  Diez años de adicción
Es increíble cómo pasa el tiempo, y quien diga lo contrario tiene menos de 20 años. Aún recuerdo cuando empecé a los 18 años, fumando a escondidas en la ventana de mi casa. Una vez que mi hermana me preguntó porqué olía a tabaco si llevaba toda la tarde estudiando en el cuarto… y solo se me ocurrió decir “Abrí la ventana y había gente fumando” (En mi boca, al parecer) Creo que no se lo creyó.

3. Pase dos años apuntada al gimnasio antes de decidirme a ir
Uno pensaría que pagar casi £20 al mes te haría sentir una cierta obligación moral por darle uso, pero fui tirando de lunes a lunes empiezo y al final habían pasado dos años.

4. Aprendí hace poco que echar varios ingredientes en un bowl no se considera cocinar
Mi plato estrella siempre ha sido la “ensalada cesar” – aunque me temo que lo único que tenía de ensalada era la lechuga. Luego básicamente rebuscaba lo que tenía por la casa y lo echaba al bowl – pollo, atún, palitos de cangrejo, bacon, queso, picatostes, …  y, por supuesto, todo esto ahogado en un litro de salsa cesar. Y este era mi plato más saludable. Imaginad.

 5.  Mis ojos tienen maquillaje perenne tras 10 años pensando que los desmaquillantes eran para gente rica – el agua es gratis!
Creo que no ha sido hasta hace tres años que he empezado a usar toallas desmaquillantes. ¿Para que, si luego me iba a ir a la cama y la almohada me serviría de toalla? Además, ¿y el tiempo que te ahorras en volver a maquillarte cuando te levantas tarde? Es broma, no lo recomiendo.



6. Tengo tres estómagos, y no dudo en usarlos
“¿Oye, sabes qué ha pasado con el brazo de gitana que traje esta mañana?” me preguntó mi hermana. “Ah, lo siento, lo cogí para merendar” “¡¿Te has comido un brazo de gitana entero?!” “Pensaba que era una caña…” A mi hermana aún le gusta recordarme esta historia después de 12 años.

7. Pulso demasiado el botón “ignorar”
       Lo que viene siendo esconder la cabeza bajo la manta y pensar "si no lo veo no es real". Tengo tantas cosas encerradas en un baúl en alguna parte de mi cerebro que ya ni con sentarme encima se cierra.    Pero de nada sirve agobiarme ahora. Poco a poco. Que no panda el cúnico :)

      Y esto es todo por hoy, pasad buen fin de semana! (a no ser que trabajéis en hospitality, entonces solo puedo decir Ánimo!)







No comments:

Post a comment

SERPIENTES Y COCODRILOS

Las palabras nunca han sido mis aliadas, especialmente si de expresar emociones se trata. De hecho, mis cagadas a la hora de “tener que hab...